Calle Osa Menor 18, Local 2, 50012 Zaragoza
659 272 271
ayjasesoria@ayjasesoria.com

Recibes una notificación de Hacienda. Que no cunda el pánico

Recibes una notificación de Hacienda. Que no cunda el pánico

Llegas a casa y al abrir el buzón descubres un resguardo de Correos en el que se indica que debes acudir a tu oficina a recoger una notificación proveniente de Hacienda. Horror!!! El mundo se abre bajo tus pies!!!

¿Qué podrá ser? Una inspección, una multa? Y piensas…, las dos cosas, seguro. Me han inspeccionado y “han sacado algo”. Me toca pagar.

Bien, pues no tiene por qué ser así.  Ante todo mantén la calma y lee este artículo donde explicamos de qué tipo de comunicación puede tratarse y qué hacer en cada caso.

Lo primero que debes saber, es que si el cartero ha dejado el aviso en tu buzón, es porque ha intentado dos veces entregarte la notificación y no ha sido posible. Entonces dispones de un plazo (normalmente 7 días) para ir a recogerlo.

Si no acudes en ese plazo, la notificación es devuelta a Hacienda, que la publica. Si transcurridos 15 días no compareces, la notificación se entiende como realizada. Por lo tanto, Hacienda da por hecho que has sido informado y ya nada te exime.

 

Cuáles son las principales notificaciones que puedes recibir:

1. Carta comunicativa

Se trata de una notificación meramente informativa, que no es necesario que respondas. Tu obligación se limita a firmar su recepción al tratarse de una carta certificada.

En esta carta te pueden informar de muchos asuntos, como la resolución de un expediente que tuvieses abierto, la concesión de una solicitud presentada a Hacienda…. Es decir, no tiene por qué ser algo negativo, al contrario, por ejemplo, te informan de que te han concedido la deducción por maternidad. Es algo bueno!!! Y tú pasando nervios……

 

2. Comprobación limitada

Esto ya asusta un poco. Se trata de una notificación de Gestión Tributaria en la que ya sabemos que nuestros impuestos están siendo comprobados.

En este caso existen 3 tipos:

Requerimiento:

Hacienda nos requiere documentación porque ha comprobado que los datos que posee no coinciden con los que tú has declarado. Así que en el plazo que te marca la notificación, deberás presentar los justificantes que te soliciten. Si no lo haces en plazo, tendrás una sanción.

Por lo tanto responde siempre. Es posible que con la entrega de esta documentación, Hacienda se de por satisfecha y aquí se acaba el susto

Propuesta de liquidación:

Nos informa de que se procede a modificar alguna declaración presentada. Ha constatado algún error y ellos mismos hacen el cálculo del impuesto.

Si estás de acuerdo, ya no debes hacer nada más. En caso contrario debes alegar en el plazo que te marquen.

Resolución del procedimiento

Hacienda te comunica el final de todo lo anterior y cómo se ha resuelto. También puedes recurrirlo en plazo.

 

3. Providencia de apremio

Esto es porque tienes una deuda que no has pagado dentro del plazo de pago voluntario. Al no haberlo hecho, te incluye un recargo y unos intereses.

 

4. Diligencia de embargo

Este caso lo explicamos con un ejemplo: Un proveedor tuyo tiene una deuda con la Agencia Tributaria. A su vez, tú le debes dinero a tu proveedor. Entonces se te solicita ingreses a Hacienda el importe de tu deuda con el proveedor. De esta manera, Hacienda cobra.

Solo te pueden exigir el pago de tus deudas vencidas desde la fecha de la comunicación y que se encuentren pendientes. Aunque tu proveedor deba más dinero a Hacienda, de lo que le debes tú a él.

 

5. Inspección fiscal

Aquí ya hablamos de temas mayores porque Hacienda inicia una investigación exhaustiva de tus impuestos. No tiene por qué ser debida a una denuncia, o porque hayas hecho las cosas mal…. Puede ser aleatoria. Es decir, “tu número ha salido en el bombo y te ha tocado”.

Te informan del inicio del procedimiento y te citan para comparecer y presentar la documentación que se solicite.

Tampoco hay que rasgarse las vestiduras de momento, porque Hacienda puede tener tus datos erróneos y estar equivocada. Sólo tienes que demostralo.

Una vez acudas y presentes tus documentos, se tramita una diligencia y se finalizan los hechos investigados, informándote a través de un acta.

 

6. Expediente sancionador

Ya no hay escapatoria. Hacienda confirma que existe infracción y se inicia un expediente sancionador.

Te comunican toda la información sobre el expediente, sobre qué impuesto es, el importe…. y entonces si, a pagar.

 

Conclusión y recomendación

Estas notificaciones las puedes recibir por correo postal. En alguna ocasión, un cliente nos ha transmitido que ha pasado el fin de semana sin poder dormir, porque ha recogido el aviso de su buzón un sábado por la mañana, y hasta el lunes no ha podido comprobar de qué se trataba.

Esto se puede evitar, con las notificaciones electrónicas. En el mismo momento en que recibes un sms o un email informando de una notificación pendiente, puedes consultarla desde tu ordenador o smartphone mediante certificado electrónico o clave pin.

Si necesitas información de cómo obtener tu certificado electrónico o clave pin, no dudes en consultarnos. Por supuesto, si has recibido una notificación y no sabes cómo proceder o quieres presentar alegaciones…., contacta con AyJ Asesoría.

info.ayjasesoria@ayjasesoria.com