Calle Osa Menor 18, Local 2, 50012 Zaragoza
659 272 271
ayjasesoria@ayjasesoria.com

La importancia de….. CONTAR CON UN BUEN ASESOR FISCAL, CONTABLE Y LABORAL

La importancia de….. CONTAR CON UN BUEN ASESOR FISCAL, CONTABLE Y LABORAL

Siguiendo nuestra serie de artículos “LA IMPORTANCIA DE….”, hoy tratamos el tema de contar con un buen asesoramiento contable, fiscal y laboral.

Las sociedades, normalmente ya han llegado a esta conclusión, debido a la complejidad de sus trámites y gestiones, y conocen la necesidad de contratar un asesor para estas funciones.

Pero no ocurre lo mismo en el caso de personas físicas que inician una actividad económica o profesional.

Y las razones principales que les llevan a decidir no contratar este servicio son:

  • Tener algunos conocimientos contables. Todo se resume en “ingresos menos gastos”
  • Rellenar y presentar el modelo de IVA e IRPF es muy sencillo y lo puede hacer uno mismo.
  • Hay cientos de tutoriales en internet que explican cómo hacerlo todo.
  • Es un gasto innecesario. Las asesorías cobran demasiado por no hacer casi nada.
  • Con 10 minutos al mes es suficiente para llevar estos temas. Hay tiempo de sobra.

Si estás muy seguro de esto, adelante, puedes hacerlo todo tú. Pero debes saber que un alto porcentaje de nuevos clientes de asesorías, son porque acuden in extremis por sanciones de la Administración por no haber hecho las cosas bien. Y acuden a ellas, lamentablemente, cuando el mal ya está hecho.

No pretendemos asustarte ni mucho menos, pero sí deseamos darte una serie de razones por las que te conviene contratar un asesor, antes de que sea tarde. Y después, tú decides

 

1) Acceso a normativa indispensable

Cualquier actividad empresarial o profesional, está sujeta a una normativa extensa y en constante actualización. No sólo fiscal, sino en temas que a lo mejor ni habías pensado, como son medioambientales, datos, contables….

El desconocimiento de la norma no exime de su cumplimiento. ¿Y en serio vas a leer el BOE cada día o todas las publicaciones de la Administración para saber lo que tienes que hacer?

Un asesor sí lo hace. Y actualiza cada día la información legal que va a repercutir en tu negocio. De esto puedes olvidarte. Y te aseguramos que es un trabajo realmente tedioso y a veces hasta difícil de interpretar.

 

2) Asesoramiento en materia fiscal

Presentar impuestos no es solamente rellenar un formulario con números de compras y de ventas. Es mucho más. Debes conocer la legislación tributaria si quieres obtener ciertos beneficios fiscales, deducciones, exenciones….., que mejoran en gran medida tus cuotas.

 

3) Asesoramiento en materia contable

Para tener una correcta gestión fiscal, antes debe existir una contabilidad impecable. ¿Y cómo se consigue esto? Con conocimientos específicos del tema.

Casi todos recordamos aquel diario que se escribía en libros de papel. Y prácticamente no había nada especial en el DEBE y el HABER. A día de hoy, la contabilidad es compleja y a veces, hasta a los expertos les surgen dudas.

Y una inspección de la contabilidad con asientos erróneos, puede conllevar un buen susto.

En el caso de que la ley no te obligue a llevar contabilidad, también es importante hacerla, para conocer el estado de tu negocio.

Algunos asientos contables son realmente complicados y pueden tener una gran repercusión en los resultados y en los impuestos.

 

4) Asesoramiento en materia laboral

Sobre todo si tienes empleados o pretendes tenerlos. La gestión laboral es extremadamente dificultosa para un profano. Es más, lo es incluso para un asesor no especializado. Porque sobre todo la legislación laboral cambia constantemente y cada vez es mayor el control desde la Administración.

No imaginas lo fácil que resulta incumplir la ley por desconocimiento. Y por otra parte, la tranquilidad de saber que estás contratando en las mejores condiciones para ti y para el trabajador….

Tipos de contratos, salarios a pagar, nóminas, ayudas para el empleo, despidos…..

 

5) Análisis de tu empresa

Tanto si tu negocio va bien como si podría mejorar, el asesor es tu aliado.

Estudia tus balances, tus movimientos.. En resumen, analiza en qué puedes mejorar. Esto puede suponer desde obtener buenos resultados hasta evitar el cierre.

¿Tu sabrías ver dónde fallas? Un asesor sí. Leemos entre líneas (O mejor dicho, entre números) y casi es ciencia. No falla!!. Te asesora sobre el punto débil dónde atacar para que todo funcione.

 

6) Costes en tiempo y dinero

Todo el tiempo que un asesor dedica a tu empresa…, es un beneficio para ti. Haces una llamada o envías un email con una duda, un problema… y el asesor se pone en marcha. Y no tienes por qué tener una persona contratada en plantilla, que se dedique a ello. O incluso si pretendes hacerlo tú. “Time is money”, o lo que es lo mismo, tu tiempo cuesta dinero, seguramente más que lo que vas a pagar a un asesor.

 

7) Recursos

No vamos a calcular lo que te supone comprar software contable, fiscal, laboral, programas de edición, diseño…para publicidad…. Porque no queremos asustarte. Pero porque además no es necesario que los adquieras.

Con una asesoría global los tienes todos. Los mejores programas y los mejores profesionales para utilizarlos a tu servicio. Tu asesor dispone de todos esos recursos para que no tengas que hacer más inversión que la estrictamente necesaria para tu negocio.

 

8) El día a día

Es importante cumplir con la Administración de forma mensual y trimestral, según requiera. Pero también lo es tener conocimiento actualizado y al día de tu negocio. Es complicado que lleves todo al día si además te encargas de fabricar, vender, proyectar.. o lo que hagas con tanta pasión.

Un asesor se encarga de tener todo actualizado (siempre que colabores y le proporciones la información). Y puedes olvidarte de los plazos, porque tu asesoría va a estar pendiente de que los cumplas.

Toda la documentación que proporcionas al profesional, está debidamente ordenada y archivada para que tengas acceso en cualquier momento. ¿Te acuerdas de aquella factura de hace 3 años que necesitas ahora por cualquier cosa y no encuentras? Pídesela al asesor, en 5 minutos la tienes.

 

9) Expertos en cada materia

Nadie sabe de todo, o al menos, nadie es experto en todo. Tampoco tu asesor! Por eso es muy recomendable contar con una asesoría que disponga del personal o las colaboraciones adecuadas para cada tema.

Es muy importante que tu asesoría cuente con expertos en cada materia. Si una asesoría puede prestarte todos los servicios, vas a reducir costes. Y además, los asesores van a conocerte en todos los aspectos, por lo que la sinergia será más fuerte y la mayor complicidad entre ambos generará mejores resultados.

Seguro!!

 

9) Confidencialidad

Un asesor es un confidente. Guarda el secreto profesional y te garantiza que tus asuntos van a quedar entre los dos.

 

Y también es como un médico: “Te automedicas porque te han aconsejado (o has leído en internet) una medicina y en el prospecto tienes toda la información sobre cómo hacerlo. Hasta que ves que estás empeorando, y entonces acudes al médico, y… ya es tarde, hay que ingresar”

No esperes a que tu negocio caiga enfermo, asesórate bien desde el principio y cuenta con profesionales que te hagan la vida más fácil.

 

En AyJ Asesoría te ofrecemos un servicio global, para que no tengas que andar con distintas empresas para cubrir tus necesidades. Con nosotros tendrás la sencillez del trato, los expertos para cada área, y una reducción de costes por nuestros planes adaptados a tus necesidades.

 

Tú decides.

 

Info.ayjasesoria@ayjasesoria.com